Expansión de consciencia

expansion-consciencia-amar-la-vida-cursos-talleres

No somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual. Somos seres espirituales teniendo una experiencia humana.

Teilhard de Chardin

 

Recuerde, la puerta de entrada al santuario está dentro de usted.

Rumi

Desde una perspectiva práctica, vemos cada cosa en la vida como una entidad distinta y separada, con sus propias propiedades, únicas, que la distinguen de cualquier otra cosa. Sin embargo, en esencia, se trata de una construcción de la mente, una forma de ordenar el mundo para crear una estructura que sea familiar y en la que nos sintamos seguros para vivir.

Lo que vemos con nuestros propios ojos proporciona seguridad sobre la validez y claridad de lo que creemos saber. Después de todo, creemos que lo que vemos es real. Entonces, ¿cómo describimos, y mucho menos explicamos, lo que no se ve tan fácilmente?

El espíritu crea una nueva forma de ver. Con las limitaciones eliminadas, nuestro enfoque se basa no solo en lo que aparece ante nosotros, sino que abarca una vista panorámica y unificada de todo lo que nos rodea. El espíritu está en todas partes. Es el hilo numinoso invisible que une todo, afirmando la interconexión de todas las cosas dentro de la Creación. Cuando el espíritu nos involucra, nuestro viaje personal nos lleva al flujo de algo mucho más grande que nosotros mismos. Cuando seguimos nuestros deseos más profundos, escuchamos la voz de nuestro conocimiento interior, damos la bienvenida al cambio y creemos en la posibilidad, el Espíritu está trabajando.

La espiritualidad también puede surgir desde lo más profundo de nosotros. Los sueños, los símbolos, los arquetipos, las epifanías y las visiones, emanan del subconsciente, la fuente de la creatividad, la intuición., inspiración, conocimiento interior, interconexión e iluminación espiritual. Dentro del reino subconsciente, la realidad cambia y se expande, creando una matriz que es mucho más elástica y multidimensional de lo que percibe la mente consciente.

Cuando accedemos y pasamos tiempo dentro de este ámbito, a través de la meditación por ejemplo, nos liberamos por un tiempo de los confines del pensamiento que se basa en la lógica y la practicidad. Los mensajes que recibimos a través de estos vehículos nos informan sobre lo que es único, auténtico y sagrado para cada uno de nosotros. Cuando prestamos atención a estos mensajes, estamos, en esencia, siguiendo el camino de la evolución de nuestra alma.

Ahora, cuando entras en el ámbito del subconsciente, solo accedes a la información que existe en tu cuerpo mental, que no son solo los datos que has recopilado en esta experiencia de vida que llevas desde que naciste, sino también, de otras vidas vividas por tu espíritu y tu alma. De manera que, en la mayoría de nosotros, la información de lo que cada uno de nosotros somos y de lo que es el Universo, ya existe, el problema radica en que, conscientemente, no tenemos como acceder a ella.

¿Te ha pasado alguna vez que no puedes recordar algo de tu infancia o niñez y de pronto, le comentas a un familiar o un amigo o amiga y este te comienza a dar algunos datos, nombres y lugares; y como por arte de magia, recuerdas todo el evento o el hecho?

Eso sucede porque cada dato que recibe nuestra mente debe ser buscado en nuestro cuerpo mental y los programas comparadores de muestra mente preconsciente, una vez que encuentran el dato en la memoria, lo traen a la mente consciente, junto con todo lo que puede estar relacionado con ese dato y que nosotros queremos recuperar de la memoria.

Cada vez que tu recuperas información del cuerpo menta, de la cual no eras consciente de que ahí estaba, o que incorporas nueva información, las esferas mentales que conforman la mente humana se expanden en tamaño y esto hace que, nuestra esfera de consciencia, que no es la mente, se expanda en tamaño en forma ovoide vertical. Cuando esa información adquirida o recuperada del cuerpo mental, la pones en práctica, la experimentas, la integras a ti, a tu esencia, eso hace que la esfera de consciencia, que ahora tiene una forma ovoide vertical, comience a expandirse en forma horizontal, volviendo a recuperar la forma esférica y quedando toda la esfera de consciencia con un tamaño mayor.

Eso es la expansión de consciencia.

Y cuando logramos eso, va cambiando la forma en que vemos la realidad y va cambiando también, la forma en que la proyectamos.

Toda la información energética que reciben tus sentidos, es comparada con la información que ya existe en tu cuerpo mental y si es igual o parecida a algo que ya se encuentra en la memoria, esos datos son pasados a la mente consciente y luego a la esfera de consciencia para que tu tomes consciencia, valga la redundancia, de la situación que estas percibiendo. Esto significa dos cosas, primero, que percibimos la realidad de acuerdo a lo que ya tenemos en nuestro cuerpo mental y, segundo, que lo que no está en el cuerpo mental, no lo podemos percibir, no lo podemos decodificar. Todos somos co-creadores de nuestra realidad y no podemos co-crear nada que no venga desde nuestro interior.

En el Centro de capacitación y terapias transpersonales Amar la Vida, brindamos el curso de Jornadas de expansión de consciencia, que tiene la finalidad de, o bien recordar la información que ya está en nuestro cuerpo mental, o bien incorporar esa información al cuerpo mental, logrando así la primera parte de la expansión de consciencia que es, tomar consciencia de una realidad de la que no somos conscientes. Luego quedará la otra parte, que es tu propio trabajo interior de aprender esa información, de interiorizarla y así, lograr la expansión de consciencia que permite ir evolucionando en el camino personal y espiritual que todos debemos de llevar a cabo.

¡Ama tu Vida!

Deja un comentario