Terapia bioenergetica multidimensional

La terapia bioenergética multidimensional es una de las llamadas “terapias alternativas”. Es un método psicoterapéutico que sugiere, que un gran número de enfermedades, se desarrollan por la combinación de factores físicos, mentales y energéticos.

bioenergetica-multidimensional-liberacion-emociones-atrapadas-curso-terapeutas-certificacion-amar-la-vida
 

De acuerdo con sus fundamentos, el ser humano saludable es aquel que tiene una “fuerza vital” que circula de forma óptima por su organismo, cuando la mente y el cuerpo están en total equilibrio.

En efecto y, como ocurre con otras terapias similares, la terapia bioenergética sostiene que hay un sistema de energías sutiles que influyen en el bienestar de los seres humanos, no solo en el plano físico, sino también, en los planos superiores.

Cuando éste sufre algún tipo de alteración, la persona empieza a tener diversos malestares físicos que, por lo general, están relacionados con un mal manejo de la tensión, pensamientos autodestructivos o malos hábitos.

Origen de la terapia bioenergética

Los orígenes de la terapia bioenergética se remontan a Sigmund Freud.

Wilhelm Reich, discípulo de Freud, fue el primer psicoanalista en señalar el vínculo entre el carácter de una persona y su estructura muscular.

El estadounidense Alexander Lowen, médico y psicoterapeuta, fundó el International Institute for Bioenergetic Analysis (IIBA). Así, creó esta psicoterapia a partir de los trabajos realizados por su maestro W. Reich y algunas ideas provenientes de la acupuntura y las terapias orientales.

Lowen concluyó que mente, cuerpo y energía vital funcionan como una unidad y, por ello, su interacción entre sí es lo que condiciona el bienestar de una persona.

Por esta razón sostiene, además, que cuando se presenta un suceso traumático en la vida de un individuo, no solo aparece un problema a nivel emocional, sino un bloqueo en las corrientes energéticas de su cuerpo.

Producto de esto, se originan padecimientos repetitivos (dolores o enfermedades) o problemas de claridad mental e irritabilidad.

¿En qué consiste la terapia bioenergética?

La terapia bioenergética es una terapia que nos ayuda a desbloquear esas partes del cuerpo problemáticas, que se encuentran rígidas o desequilibradas.

Su práctica pretende dar vía libre a los sentimientos que no encuentran una salida adecuada y que, de algún modo, interfieren en el bienestar.

También sostiene que los bloqueos en el flujo de energía tienen causas físicas como:

·         Mala alimentación.

·         Consumo de alcaloides.

·         Consumo de alcohol y tabaco.

·         Traumatismos por accidentes.

Su trabajo real está encaminado a:

·         Entender la personalidad vinculada al cuerpo.

·         Movilizar la energía contenida en el cuerpo mediante tensiones musculares.

·         Ayudar a los pacientes a recuperar su libertar.

·         Incrementar la capacidad de experimentar el placer y la felicidad.

·         Trabajar en la expresión corporal.

·         Facilitar la expresión de los sentimientos.

En las sesiones de bioenergía el terapeuta hace un análisis del cuerpo y el carácter de la persona para detectar problemas de salud o malestares que conllevan a la tensión. El objetivo es liberar esos bloqueos a través de la estimulación del campo energético.

Algunas de las enfermedades que se tratan con esta terapia son:

·         Dolores de cabeza o migrañas.

·         Ansiedad y estrés.

·         Trastornos de sueño.

·         Lesiones o traumatismos físicos.

·         Dificultades de concentración y aprendizaje.

·         Enfermedades respiratorias.

En algunas ocasiones, un dolor en la articulación o en otro miembro del cuerpo pareciera no tener fin, a pesar de tomar los medicamentos recetados. Los cambios de humor y el estrés cotidiano dominan al paciente y provocan que enfermen al organismo mucho más, no se recupera la tranquilidad…

En estas situaciones, donde la medicina tradicional cumplió, pero aún no hay una solución, toma un papel importante la terapia bioenergética. Esta es una rama médica alternativa y complementaria de la medicina tradicional que consiste en la recuperación del cuerpo con base en la unión de factores físicos, mentales y de energía vital. “Se basa tanto en la hipótesis médica profesional y en los exámenes médicos, como en el cotidiano vivir de la persona, qué le duele, en qué lugar, qué le produce su entorno y qué siente con él; el alrededor de la persona es de donde prácticamente vienen muchos de los problemas que se tratan”, dice Zoraida Llanos, terapeuta especializada en acupuntura de la Asociación de Medicinas Alternativas Biológicas de Colombia (Acolmab).

La bioenergética tiene la capacidad de tratar problemas de salud de distintas variables que nacen de una combinación de factores físicos y mentales. La energía vital y la emocionalidad son los principales medios utilizados por esta terapia alternativa, es decir, con base en los estados físicos, internos, psíquicos, psicológicos y sociales de la persona,  junto con las emociones y reacciones que le causen su diario vivir, es capaz de encontrar una solución a la dificultad.

El médico y cirujano de la Universidad de Antioquia e investigador en Bioenergética y Sintergética, Jorge Carvajal, en una entrevista para la revista Discovery Salud comentó: “De la interacción entre los diferentes campos de energía, nace esa expresión metabólica, fisiológica, emocional o mental que puede caracterizar su situación. Una interacción armónica o coherente es producto de la comunicación fluida en su vida y quienes lo conforman. La interrupción en las comunicaciones o resonancia entre las diferentes expresiones del campo vital, origina el estado de desarmonía transitoria que llamamos enfermedad. Es de este tipo de procesos de flujo de energía – materia – energía – información, de los cuales se ocupa la Bioenergética.”

La efectividad de la terapia bioenergética también se ha hecho notoria en enfermedades como la hipertensión arterial, cáncer, esquizofrenia, depresión y la diabetes, si bien no dándoles una completa cura, logra disminuir los síntomas y que la calidad de vida del paciente sea mayor. De acuerdo con Carvajal, “todas las enfermedades crónicas son susceptibles de mejorar con esta opción terapéutica. Una enfermedad no es una entidad con existencia propia, forma parte de alguien y ese alguien importa mucho más que el significado de la enfermedad”.

Finalmente, la bioenergética es una solución que va de la mano de la medicina tradicional y el cuidado del paciente. Este último ha de colaborar con la recuperación en su alimentación, una buena hidratación de agua, consumo de fibra, vitaminas y minerales y principalmente en el control de reacciones que pueda provocar la cotidianidad. Consiste en buscar, dentro de la estructura energética de la persona, todos los bloqueos energéticos de origen parasitario, mental, emocional, hereditarios y adquiridos que interfieren con el normal flujo de energía por el organismo y sistema energético; y transmutar todos esos bloqueos, obteniendo como resultado, la normalización de la química hormonal de la persona y el normal funcionamiento de todos los sistemas y aparatos del cuerpo físico.

La terapia bioenergetica multidimensional es un tratamiento holístico, del grupo de las terapias alternativas, que tiene por finalidad, localizar todos los bloqueos energéticos que una persona puede tener en su estructura energética y transmutarlos, para que se minimicen o desaparezcan, las patologías o situaciones emocionales y/o mentales en el consultante. Los bloqueos energéticos que se trabajan por a través de esta terapia son;

  • Bloqueos de origen parasitario
  • Bloqueos de origen mental
  • Bloqueos de origen emocional
  • Bloqueos de origen hereditario
  • Bloqueos adquiridos
  • Bloqueos del inconsciente colectivo
  • Bloqueos de vidas simultaneas
  • Bloqueos de vidas paralelas